Testea tu idea, pregunta a tu cliente

Una vez que hayas comprobado la viabilidad de tu proyecto y realizado el estudio de tu competencia para ver si dispones de un producto o servicio atractivo y diferente, deberás realizar uno de los ejercicios más importantes de estas primeras fases: “Averiguar qué opina realmente de tu producto o servicio tu cliente potencial”, una de las principales pruebas para predecir el éxito de tu proyecto.

 

¿Por qué?

Muchos proyectos han fracasado por aparecer en el momento inoportuno, aunque fueran productos o servicios muy buenos, solo porque el público al que se dirigían no sentía la necesidad en ese momento o no estaba dispuesto a pagar su coste.

Para estar un poco más segura de que ese nuevo producto o servicio que te planteas lanzar al mercado resulta realmente interesante a tu cliente potencial debes preguntárselo, y aunque este test no asegure su éxito, te ayudará a extraer pistas importantes sobre lo que tu público desea recibir, cómo espera recibirlo, lo que le gusta y lo que cambiaría, dónde lo buscaría o cuánto estaría dispuesto a pagar por él. Será una información muy valiosa que deberás extraer, analizar y aprovechar para realizar la oferta más atractiva.

banner2

¿Qué hago?

· Define varios grupos de clientes potenciales a los que crees que puede interesar tu nuevo producto o servicio. Sé concreta, cuanto más lo seas, mejor. Descríbelos con todo lujo de detalles: edad, sexo, perfil socio-económico, lugar de residencia, estilo de vida, etc.

· Prepara un encuentro con cada uno de esos grupos para poder conocer su opinión y
extraer información valiosa para tu próximo lanzamiento: evita reunir a amigos y familiares que te digan lo bien que lo haces todo y no correspondan en edad, sexo, situación económica, etc., a los públicos que has definido.

· Crea un completo test. Es el mejor momento para solventar todas tus dudas: si es el tipo de producto o servicio más adecuado para ellos, si les gusta,
si encaja con su estilo, si pagarían lo que tienes previsto, etc.

· Analiza y aprende de sus respuestas, así podrás adaptar tu producto o servicio a sus necesidades. Selecciona el público más interesante y trabaja para encajar con su estilo, en sus canales de comunicación, etc.

¡Manos a la obra!

· Definición concreta de públicos potenciales:

Define a posibles grupos de compradores con el mayor detalle posible.

· Focus Group: Organiza reuniones en las que puedas extraer las opiniones reales de cada comprador potencial.

· Redefinición de target: con los resultados obtenidos en las reuniones, podrás apostar por un nicho concreto al que dirigirte.

 

 

Consigue gratis los 9 pasos restantes de este práctico manual que te ayudará a lanzar tu proyecto en sólo 10 pasos. ¡Descárgarte ahora este fantástico Workbook!

 

.